Emma Goldman

Emma Goldmam y anarquismo

Emma Goldmam y anarquismo

Nos gustaría, si queréis, leer las palabras que hay a continuación. ¿Cuándo creéis que se han escrito? ¿En qué año? ¿En qué época?

“Las mentes de los hombres están confusas, cada fundamento de nuestras civilizaciones parece estar tambaleándose. Las personas están perdiendo su fe en las instituciones existentes y los más inteligentes están comprendiendo que el capitalismo industrial está fracasando en cada uno de los propósitos que se supone que defiende.

El mundo ha perdido el tino. El parlamentarismo y la democracia están en declive. La salvación se busca en el fascismo y otras formas de gobiernos “fuertes”.

El enfrentamiento entre ideas opuestas que está teniendo lugar en el mundo, implica problemas sociales que demandan una urgente solución. El bienestar del individuo y el destino de la sociedad humana, dependen de la correcta respuesta dada a estas cuestiones. La crisis, el desempleo, la guerra, el desarme, las relaciones internacionales, etc., están entre esos problemas.

El Estado, el gobierno con sus funciones y poderes, es el tema de interés de todo pensador. Los desarrollos políticos en todos los países civilizados de todo pensador. Los desarrollos políticos en todos los países civilizados han colocado estas cuestiones en cada hogar.”

Estas palabras son de Emma Goldman, escritas en 1940 en Free Society Forum. Podemos leerla en lengua española en La palabra como arma[1], en el capítulo 2 llamado: El individuo, sociedad y Estado.

Introducimos de esta manera a Emma Goldman porque sus palabras son vigentes a día de hoy. Nos habla de las personas que están perdiendo su fe en las instituciones existentes; del enfrentamiento entre ideas opuestas que implican problemas sociales que requieren solución; del Estado, del gobierno, del poder, etc. Ella era anarquista, estaba en contra de cualquier forma de poder y jerarquía.

Por eso, recogeremos la concepción del anarquismo y el pensamiento de Emma Goldman, mediante las siguiente citas extraídas de Anarchism and other essays, Mother Earth Publishing Association, 1911.

“¡Destrucción y violencia! ¿Cómo va a saber el hombre ordinario, que el elemento más violento en la sociedad es la ignorancia; que su poder de destrucción es justamente lo que el anarquismo está combatiendo? Tampoco, no está al tanto de que el anarquismo; cuyas raíces, como fuesen, son parte de las fuerzas naturales, destruyen, no células saludables, sino el crecimiento parasítico, que se nutre de la misma esencia de la vida social. Está meramente librando el suelo de yerbajos y arbustos para eventualmente producir fruta saludable. Alguien ha dicho que se requiere menos esfuerzo mental para condenar, que lo que se requiere, para pensar. La indolencia mental esparcida mundialmente, tan prevaleciente en la sociedad nos prueba una vez más que este hecho es demasiado cierto. En vez de ir al significado de cualquier idea dada, para examinar su origen y razón de ser; la mayoría de las personas, la condenarán enteramente, o dependerán de definiciones de aspectos no esenciales superficiales o llenas de prejuicios.”

“El anarquismo reta al hombre a pensar, a investigar, a analizar cada proposición; pero para no abrumar al lector medio también comenzaré con una definición y luego elaboraré sobre lo último.”

“ANARQUISMO:–La filosofía de un nuevo orden social basado en la libertad sin restricción, hecha de la ley del hombre; la teoría que todos los gobiernos descansan sobre la violencia y por lo tanto son equívocos y peligrosos, al igual que innecesarios.”

“El nuevo orden social descansa, por supuesto, en la base materialista de la vida, pero mientras todos los anarquistas concuerdan en que el mal actual es uno económico; mantienen que la solución a esa maldad puede conseguirse solamente bajo la consideración de cada fase de la vida, –individual, al igual que colectiva; la interna, al igual que la fase externa.”

Emma Goldman dice que el anarquismo es la única filosofía que devuelve al hombre la consciencia de sí mismo, la cual mantiene que Dios, el Estado y la sociedad no existen, que sus promesas son vacías y sin valor, ya que pueden ser logradas sólo a través de la subordinación del hombre.

“El anarquismo, por lo tanto, es el maestro de la unidad de la vida, no meramente en la naturaleza, sino también en el hombre. No hay conflicto entre los instintos sociales e individuales, no más de los que existen entre el corazón y los pulmones: el uno, el receptáculo de la esencia de la preciosa vida; y el otro, el almacén del elemento que mantiene la esencia pura y fuerte. El individuo es el corazón de la sociedad, conservando la esencia de la vida social; la sociedad es el pulmón que está distribuyendo el elemento para mantener la esencia de vida–es decir, al individuo–puro y fuerte.”

“El anarquismo es el gran libertador del hombre, sin coma de los fantasmas que lo han tenido cautivo; es el árbitro y pacificador de las dos fuerzas para la armonía individual y social. Para lograr esa unidad, el anarquismo le ha declarado la guerra a las influencias perniciosas, las cuales, hasta ahora, han impedido la armoniosa unidad de los instintos individuales y sociales.”

Ella dice que la religión, es el dominio de la mente humana; la propiedad, es el dominio de las necesidades humanas; el gobierno, es el dominio de la conducta humana.

 “¡La religión! Cómo domina la mente humana, cómo humilla y degrada el alma. Dios es el todo, el hombre es nada dice la religión. Pero, de esa nada, Dios ha creado un reino tan déspota, tan tirano, tan cruel, tan terrible, que nada que no sea desastre, lágrimas y sangre han reinado el mundo desde que los dioses comenzaron. El anarquismo impulsa al hombre a la rebelión en contra de este monstruo negro. Rompe tus cadenas mentales; le dice el anarquismo al hombre, porque, no va a ser hasta que tu pienses y juzgues por tí mismo, que saldrás del dominio de la obscuridad, el mayor obstáculo para todo progreso.”

“La propiedad, el dominio de las necesidades del hombre, la negación del derecho de satisfacer sus necesidades. El tiempo nació cuando la propiedad reclamó su derecho divino, cuando vino hacia el hombre con el mismo refrán, igual que la religión, “¡Sacrifícate! ¡Abnégate! ¡Entrégate!” El espíritu del anarquismo ha elevado al hombre de su posición postrada. Ahora está de pie, su faz hacia la luz. Ha aprendido a ver la insaciable, devoradora y devastadora naturaleza de la propiedad y está preparándose para darle el golpe de muerte al monstruo.”

“La propiedad privada es un robo,” dijo el gran anarquista francés Proudhon. Sí, pero sin riesgo y peligro para el ladrón. Monopolizando los esfuerzos acumulados por el hombre, la propiedad le ha desposeído de su derecho de nacimiento tornándolo en un indigente y un paria. La propiedad ni siquiera posee la excusa tan gastada de que el hombre no crea lo suficiente para satisfacer sus necesidades. Apenas aprendido el ABC de la economía, los estudiantes ya saben que la productividad del trabajo, durante las últimas décadas, excede por mucho la demanda normal. Pero, ¿qué son demandas normales para una institución anormal? La única demanda que la propiedad reconoce es su propio apetito glotónico para mayor riqueza, porque riqueza significa poder, el poder de someter, de aplastar, de explotar, el poder de esclavizar, de ultrajar y degradar. América se muestra particularmente jactanciosa de su gran poder, su enorme riqueza nacional. Pobre América, ¿de que vale toda su riqueza, si los individuos que la componen son miserablemente pobres? Viviendo en la asquerosidad, en la suciedad y el crimen; perdida la esperanza y la alegría, deambula un ejército desterrado de presas humanas sin hogar”.

Si nos fijamos en las palabras referentes a la ley natural y la naturaleza, y la obediencia a  las leyes. Goldman expone:

Una ley natural es ese factor en el hombre, el cual se afirma a sí mismo libremente y espontáneamente, sin alguna fuerza externa, en armonía con los requisitos de la naturaleza. Por ejemplo, la demanda de nutrición, de gratificación sexual, de luz, de aire y ejercicio es una ley natural. Pero, su expresión no necesita la maquinaria del gobierno, ni tampoco del club, la pistola, las esposas o la prisión. Obedecer tales leyes, si podemos llamarle obediencia, requiere solamente espontaneidad y una oportunidad libre. Que los gobiernos no se mantienen a sí mismos a través de tales factores armoniosos, se prueba con las terribles demostraciones de violencia, fuerza y coerción que usan todos los gobiernos para poder vivir. Por lo tanto, Blackstone está correcto cuando dice, “Las leyes humanas son inválidas, porque éstas son contrarias a las leyes de la naturaleza.”

Fue muy crítica con la institución y la ley. Sufrió en primera persona las injusticias legislativas y persecuciones represivas y policiales, llevadas a cabo por los gobiernos en contra de cualquier persona libertaria.

“El crimen no es nada más que energía mal dirigida. Mientras cada institución de hoy día, económica, política, social y moral, conspire para dirigir erradamente la energía humana por canales equívocos; mientras la mayoría de las personas estén fuera de lugar, haciendo las cosas que odian hacer, viviendo una vida que aborrecen vivir, el crimen será inevitable y todas las leyes en los estatutos solamente pueden aumentar, pero nunca terminar con el crimen. Qué sabe la sociedad, como existe hoy día, del proceso de la desesperación, de la pobreza, de los horrores, de la pusilánime lucha que pasa el alma humana en su camino hacia el crimen y la corrupción. Quién conoce este proceso terrible no puede dejar de ver la verdad en estas palabras de Pedro Kropotkin:

“Esos que calcularán el balance entre los beneficios atribuídos a la ley y el castigo y el efecto degradante de este sobre la humanidad; que estimarán el torrente de ruindad derramado sobre la sociedad humana por el informante, favorecido hasta por el juez y pagado en moneda-resonante por gobiernos, bajo el pretexto de ayuda a desenmascarar el crimen; esos que irán dentro de las paredes de la prisión y allí ver en lo que se han convertido los seres humanos cuando se les priva de su libertad, cuando son sujetos al cuidado de guardianes brutales, con groserías, con palabras crueles, enfrentándose a mil humillaciones punzantes y agudas, concordarán con nosotros que el aparato entero de la prisión y su castigo es una abominación que debe terminar.””

 

“Pero, ¿qué de la naturaleza humana? ¿Puede ser cambiada? Y si no, ¿sobrevivirá bajo el anarquismo?

Pobre naturaleza humana, !qué crímenes horribles han sido cometidos en tu nombre! Todo tonto, desde el rey hasta el policía, desde la persona más cabezota, hasta el ignorante sin visión de la ciencia, presume hablar con autoridad de la naturaleza humana. Mientras mayor sea el charlatán mental, más definitiva será su insistencia en la iniquidad y debilidad de la naturaleza humana. Pero, ¿cómo puede cualquiera hablar de eso hoy, con todas las almas en prisión, con cada corazón encadenado, herido y mutilado?”

“El anarquismo, entonces, verdaderamente favorece la liberación de la mente humana del dominio de la religión la liberación del cuerpo humano del dominio de la propiedad, la liberación de las cadenas y prohibiciones del gobierno. El anarquismo representa un orden social basado en la agrupación libre de los individuos, con el propósito de producir verdadera riqueza social, un orden que garantizará a cada humano un acceso libre a la tierra y un gozo completo de las necesidades de la vida, de acuerdo a los deseos individuales, gustos e inclinaciones.”

“En cuanto a los métodos. El anarquismo no es, como muchos pueden suponer, una teoría del futuro a ser logrado a través de la inspiración divina. Es una fuerza de vida en los asuntos de nuestra vida, constantemente creando nuevas condiciones. Los métodos del anarquismo por lo tanto no contienen un programa, armado de hierro para llevarse a cabo bajo toda circunstancia. Los métodos deben salir de las necesidades económicas de cada lugar y clima y de los requisitos intelectuales y temperamentales del individuo. El carácter calmado y sereno de un Tolstoy desearán diferentes métodos para la reconstrucción social, que la intensa, desbordante personalidad de Miguel Bakunin o de un Pedro Kropotkin. Igualmente también debe ser aparente que las necesidades económicas y políticas de Rusia dictarán medidas más drásticas que las de Inglaterra o América. El anarquismo no representa ejercicios militares y uniformidad pero, sí defiende el espíritu revolucionario, en cualquier forma, en contra de todo lo que impida el crecimiento humano. Todos los anarquistas concuerdan en eso, al igual que están de acuerdo en su oposición a la maquinaria política como un medio de traer el gran cambio social.”

Tenía claro la validez del voto de la época, y era crítica con el parlamentarismo. Pero también lo era con el capitalismo y el Estado.

“”Toda votación,” dice Thoreau, “es como jugando, como damas, o backgammon, el juego con el bien y el mal, su obligación nunca excede su conveniencia. Hasta votando por lo correcto es hacer nada por ello. Un hombre sabio no dejará el derecho a la clemencia de la oportunidad, ni deseará que prevalezca a través del poder de la mayoría.” Un examen cercano de la maquinaria política y sus logros nos llevarán a la lógica de Thoreau.

¿Qué nos demuestra la historia del parlamentarismo? Nada, excepto la omisión y la derrota, ni hasta una sencilla reforma para mejorar la tensión económica y social de la gente. Se han aprobado leyes y han hecho estatutos para el mejoramiento y protección del trabajo. Así, de este modo, el año pasado se probó en Illinois, con las leyes más rígidas para la protección minera, tuvo los desastres mineros mayores. En Estados donde las leyes del trabajo de los niños prevalecen, la explotación infantil está en unos niveles altísimos y aunque con nosotros los trabajadores disfrutan de oportunidades políticas completas, el capitalismo ha llegado a su momento cumbre más desvergonzado.”

Acción directa, espíritu de rebelión, en contra de la autoridad… eso caracterizaba a la Roja, que así es como la llamaban. Ella, gran conocedora de movimientos obreros, sindicales, sufragistas y feministas. Una mujer ejemplar.

“El sufragio universal mismo debe su existencia a la acción directa. De no ser por el espíritu de rebelión, del desafío por parte de los padres revolucionarios americanos, sus descendientes todavía estarían bajo el cobijo del rey. Sino fuera por la acción directa de un Juan Brown y sus camaradas, América todavía estaría canjeando la piel del hombre negro. Cierto, el canje de la piel blanca todavía existe, pero, también, tendrá que ser abolido por la acción directa. El sindicalismo, la arena económica del gladiador moderno, le debe su existencia a la acción directa. No fue hasta fechas recientes que la ley y el gobierno han tratado de aplastar el movimiento sindical y condenado a prisión por conspiradores, a los exponentes del derecho del hombre a organizarse. De haber tratado de lograr su causa rogando, alegando y pactando, los sindicatos serían hoy muy pocos. En Francia, en España, en Italia, en Rusia, hasta Inglaterra testimonia la creciente rebelión de las uniones laborales, la acción directa, revolucionaria, económica se ha convertido una fuerza tan poderosa en la lucha por la libertad industrial que ha conseguido que el mundo se dé cuenta de la tremenda importancia del poder del trabajo. La huelga general, la expresión suprema de la conciencia económica de los trabajadores, fue ridiculizada en América hace poco. Hoy toda gran huelga, para ganar, debe darse cuenta de la importancia de la protesta general solidaria. La acción directa, habiendo probado su efectividad en las líneas económicas, es igualmente potente en el ambiente individual. Allí cientos de fuerzas avanzan sobre su ser y sólo la resistencia persistente frente a ellas finalmente lo libertará. La acción directa en contra de la autoridad en la tienda, acción directa en contra de la autoridad de la ley, acción directa en contra de la autoridad entrometida, invasiva de nuestro código moral, es el método lógico y consistente del Anarquismo.¿ Nos guiará éste a una revolución? Por supuesto, lo hará. Ningún cambio social ha venido sin una revolución. Las personas o no están familiarizadas con su historia, o todavía no han aprendido, que la revolución es el pensamiento llevado a la acción.”

“El anarquismo, la gran fermentación del pensamiento, está hoy imbricado en cada una de las fases del empeño humano. La ciencia, el arte, la literatura, el drama, el esfuerzo para un mejoramiento económico, de hecho toda oposición individual y social al desorden existente de las cosas, es iluminado por la luz espiritual del anarquismo. Es la filosofía de la soberanía del individuo. Es la teoría de la armonía social. Es el gran resurgimiento de la verdad viva que está reconstruyendo el mundo y nos anunciará el amanecer.”

 

 

Biografía

 

A continuación recogeremos algunos acontecimientos de su vida.

Anarquista lituana de origen judío, conocida sobre todo por sus escritos y sus manifiestos libertarios y feministas. Se la considera una de las pioneras en la lucha de la emancipación de la mujer. Ella nació el 27 de junio de 1869 en Kowno (Lituania). La región había permanecido a Rusia desde el año 1795. Su padre se llamaba Abraham y su madre Taube Bienovitch.

A los 16 años emigró a Estados Unidos con una hermanastra tras el enfrentamiento con su padre que pretendía casarla a los 15 años. Posteriormente,  El ahorcamiento de cuatro anarquistas a consecuencia de la revuelta de Haymarket animó a una joven Emma Goldman a unirse al movimiento anarquista y convertirse, a sus 20 años, en una activa revolucionaria. En esa época se casó con un emigrante ruso. El matrimonio apenas duró 10 meses, Emma se separó y se fue a Nueva York. Continuó legalmente casada para conservar su ciudadanía estadounidense.[2]

A los veinte años, entró a trabajar en una fábrica. Se casó con Jacobo Kresner, pero el matrimonio fracaso y se separaron. Era amiga de Alexander Berkman; los dos fueron detenidos y encarcelados. Destacamos que los dos publicaron la revista Mother Earth (Madre Tierra).

Podemos decir, que desde muy joven Emma conoció las injusticias de la sociedad capitalista. Y Las autoridades consideraban a aquella apasionada propagandista del anarquismo, peligrosa para el orden social y político.

Fue acusada del atentado al presidente de los Estados Unidos, MacKinley, en 1909. La detuvieron durante unas semanas. Al declararse la guerra de 1914, volvió a ser detenida, acusada de haber realizado una campaña por el control de los nacimientos. Formó parte de la Liga contra el reclutamiento de hombres para la guerra. Fue acusada de antipatriota y de recibir fondos de los alemanes. La calumnia intentaba manchar a aquella mujer que era toda bondad y entusiasmo por las ideas pacifistas y libertarias.  [Iturbe, Lola, La mujer en la guerra civil, Tierra de Fuego, Tenerife, 2006. (En La palabra como arma, 10)]

Durante su estancia en Rusia se había relacionado con Máximo Gorki, con María Spiridinova y con Pedro y Sofía Kropotkin. El 7 de febrero de 1921 moría en Dimitrov el gran revolucionario Pedro Kropotkin. Emma fua su administradora cuando se constituyó el Comité Pro- Memoria de Kropotkin, y Alexander Berkman actuó de secretario. Cuando hubieron de abandonar Rusia, les substituyó a los dos Vera Figner. [Iturbe, Lola, La mujer en la guerra civil, Tierra de Fuego, Tenerife, 2006. (En La palabra como arma, 12)]

Si pasamos a comentar algunos relatos de su vida referentes a la persecución constante que sufrió, destacamos: En 1893 fue encarcelada en las islas Blackwell. Luego, junto con nueve personas más fue arrestada el 10 de septiembre de 1901 por participar en el complot de asesinato contra el presidente William McKinley. En el 11 de febrero de 1916 es detenida y encarcelada junto con Ben Reitman por la distribución de un manifiesto a favor a la anticoncepción. En 1919 fue expulsada de Estados Unidos y fue deportada a Rusia. Vivió durante unos años en Europa, donde escribió diversas obras.

En 1917, y por cuarta vez, es encarcelada de nuevo junto con Alexander Berkman por conspirar contra la ley que obligaba al servicio militar. Hizo públicas sus profundas convicciones pacifistas durante la Primera Guerra Mundial y criticó el conflicto por considerarlo un acto del imperialismo. Dos años después fue deportada a Rusia. Durante la audiencia en la que se trataba de su expulsión, J. Edgar Hoover, que era el presidente de la misma, calificó a Emma como una de las mujeres más peligrosas de América.

Residió en la Unión Soviética con Berkman entre 1920 y 1922, participando en la sublevación anarquista de Kronstadt. En un primer momento, apoyó a los bolcheviques, pero la represión política, la burocracia y los trabajos forzados que siguieron a la Revolución de Octubre contribuyeron, en gran medida, a cambiar las ideas de Goldman y muchos otros anarquistas sobre estos y sobre la manera de utilizar la violencia, excepción hecha de la autodefensa.

De esta época datan sus escritos: “My Disillusionment in Russia” (Mi desilusión con Rusia) y “My Further Disillusionment in Russia” (Mi posterior desilusión con Rusia). Disconforme con el sistema de la URSS, se instaló definitivamente en Canadá. En 1936, Goldman colaboró con el gobierno de la República Española en Londres y Madrid durante la Guerra Civil española. Cabe destacar el vehemente artículo que escribió sobre el conocido anarquista español Buenaventura Durruti, titulado “Durruti is Dead, Yet Living” (Durruti ha muerto, pero vive). Emma Goldman murió en Toronto en 1940 y está enterrada en Chicago.[3]

Mother Earth, fue una revista anarquista mensual publicada entre 1906 y 1917 por Emma Goldman en Estados Unidos. Escribió Anarchism and other essays (texto donde hemos sacado las citas anteriormente mencionadas). También escribe Viviendo mi vida, publicada en inglés en 1931, y recientemente publicada por Anarquismoenpdf en español. [4]

Para acabar, no es extraño que se la considere como una de las principales pensadoras del anarquismo, así como defensora de la libertad humana. Dentro del ámbito libertario y la filosofía política tuvo una gran influencia, y conoció de primera mano a personas como Piotr Kropotkin, Luis Micheal, Buenaventura Durruti, y Francesc Ferrer i Guárdia, entre otras.

Así de esta manera, recogiendo escritos del pensamiento de Emma Goldman y su concepción del anarquismo entre otras cosas, podemos acercarnos un poco más a la mujer, probablemente, más conocida dentro del anarcofeminismo.

Más citas de Emma Goldman

“¿Amor libre? ¡Como si el amor pudiera no ser libre! El hombre ha podido comprar cerebros, pero ni todos los millones del mundo han podido comprar el amor. El hombre ha podido someter los cuerpos, pero ni todo el poder en la Tierra ha sido capaz de someter al amor.”

(La palabra como arma, 2008: 111)

Anarchism and other essays, Mother Earth Publishing Association, 1911.

“La escuela moderna, por tanto, debe ser libertaria. A cada alumno se le debe dejar buscar su propia verdad. El principal fin de la escuela es la promoción de un desarrollo armonioso de todas las facultades latentes en el niño. No debe existir coerción en la Escuela Moderna, ni ningún tipo de reglas o regulaciones. (…) Disciplinar a un niño, inevitablemente es formar una norma moral falsa, en tanto el niño es , de esta manera, conducido a suponer que el castigo es algo que se le ha impuesto desde el exterior, por una persona más poderosa, en lugar de ser una reacción natural e ineludible y una consecuencia de sus propios actos.”

(La palabra como arma, 2008: 189)

Conferencia inédita hacia 1911 conservada en la New York Public Library:

“La sociedad considera la experiencia sexual de un hombre como un atributo del desarrollo de su personalidad, mientras que la experiencia similar en la vida de una mujer es considerada como una terrible calamidad, la pérdida del honor y de todo lo que se considera como bueno y noble en el ser humano. (…) Supone el mantener a una joven en la más absoluta ignorancia sobre las cuestiones sexuales por una presunta “inocencia”, lo cual unido a una desquiciada y reprimida naturaleza sexual, propician una situación que nuestros puritanos están ansiosos de evitar y prevenir. “

Mother Earth, Vol.IV, Enero 1910.

“El amor, el más fuerte y profundo elemento en toda vida, el precursor de la esperanza, de la alegría, del éxtasis; el amor que desafía todas las leyes, todas los convencionalismos; el amor, el más libre, el más poderoso forjador del destino humana, ¿Cómo es posible que esa irresistible fuerza pueda ser sinónimo de matrimonio, esa pobre y mezquina mala hierba concebida por el Estado y la Iglesia? “

Anarchism and other essays, Mother Earth Publishing Association, 1911.

 

Para más información:

– Breve biografía

http://www.portaloaca.com/historia/biografias/261-biografia-de-emma-goldman.html

– Vídeo de CNT Córdoba donde Juan Pablo Herencia presenta el libro de Emma Goldman La palabra como arma.

https://www.youtube.com/watch?v=fJHL4RrfkdU

 

Textos de Emma Goldman que recomendamos:

– Emma Goldman (1911). Anarchism and other essays. Mother Earth Publishing Association.

https://theanarchistlibrary.org/library/emma-goldman-anarchism-and-other-essays

– Emma Goldman – Anarquismo: lo que realmente significa.

https://www.marxists.org/espanol/goldman/1910/002.htm

– Emma Goldman (1936) Durruti is Dead, Yet Living (en inglés) https://www.marxists.org/reference/archive/goldman/works/1936/durruti.htm

– Emma Goldman (1936) Durruti ha muerto, pero vive (en español)

http://www.portaloaca.com/historia/ii-republica-y-guerra-civil/6993-durruti-ha-muerto-pero-esta-vivo-todavia-por-emma-goldman.html

– Textos feministas de Emma Goldman. La mujer más peligrosa del mundo – Anarquismo en PDF.

https://anarquismoenpdf.tumblr.com/post/160663804093/emma-goldman-la-mujer-más-peligrosa-del-mundo

 

 

[1]  Emma Goldman (2008) La palabra como arma. Editorial de La Malatesta. Tierra de Fuego.

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Emma_Goldman

[3] Fuente 1.

[4] https://anarquismoenpdf.tumblr.com/post/127239790553/emma-goldman-viviendo-mi-vida-2-vols

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *